Últimas entradas

Cafecitos con AES: las experiencias de acompañamiento del estudiantado PACE UCSH durante un año de pandemia

El Acompañamiento en la Educación Superior es uno de los aspectos centrales del Programa. Pese a las dificultades que ha evidenciado este año a la hora de brindar apoyos al estudiantado, el equipo de PACE UCSH ha desplegado diversas estrategias para continuar acompañando sus procesos y abriendo espacios para la expresión de sus necesidades.

En 2019 surgió una instancia de conversación semestral llamada “Sanguchito con AES”, que reunió al equipo con estudiantes para dialogar sobre temas importantes vinculados al acompañamiento, sus sentires personales y la experiencia universitaria. Esta vez, en contexto de distanciamiento social, la actividad mutó al “Cafecito con AES”, que invitó al estudiantado a una charla virtual con el equipo de mentorías y tutorías.

En el espacio se compartieron informaciones a nivel institucional y ministerial, se establecieron lazos entre las distintas áreas que componen la comunidad y se abrió una dinámica de evaluación y retroalimentación constante. Además, fueron encuentros semanales donde les estudiantes pudieron expresar opiniones e inquietudes.

“El cafecito con AES es un buen reflejo de lo que ocurrió en términos sintéticos con el acompañamiento AES este año: se realizaron nuevas lecturas, se implementaron acciones y espacios que esperaban responder a las nuevas necesidades, donde se utilizaron todos los recursos personales que como equipo tenemos en torno la tecnología y virtualidad. Sin duda, ha sido un desafío desarrollar videos, cápsulas, webinar o listas de difusión de WhatsApp como mecanismos de comunicación y acompañamiento estables y permanentes con el estudiantado en el actual contexto”, sostuvo Jenifer Celis, encargada del Acompañamiento Psicoeducativo de PACE UCSH.

La experiencia de desarrollar acompañamiento durante este año, explican desde AES, ha sido un constante ejercicio de análisis y monitoreo de decisiones. La ampliación de la cobertura del acompañamiento al segundo año de estudios para el estudiantado representó otro desafío para el equipo, que ha debido generar nuevas lecturas sobre las necesidades de estudiantes en este escenario.

Jenifer detalló que algunas de las necesidades identificadas en este periodo fueron similares respecto de años anteriores, especialmente cuando el foco está en la adquisición de conocimientos disciplinarios en sus respectivas carreras. “Se observó, por ejemplo, la necesidad de fortalecer la organización del tiempo o estrategias de estudio para enfrentar la demanda académica, línea de trabajo transversal en AES, pero leída de otra manera. La fatiga tecnológica, la dificultad para desconectarnos desde casa y la imposibilidad de tener a une docente frente para plantear las dudas, han sido situaciones que nos llevaron a modificar las líneas más constantes y estables del acompañamiento durante el 2020”, explicó.

Descripción: Pantallazo de Zoom que muestra 8 recuadros con les integrantes del área de Acompañamiento en la Educación Superior PACE UCSH saludando y sonriendo a la cámara.

Un encuentro para resolver dudas y liberar el estrés

El manejo del estrés y la ansiedad, el autocuidado desde la perspectiva de la organización del tiempo, la planificación del estudio y los consejos para afrontar el segundo semestre fueron algunos de los temas abordados en los Cafecitos con AES. Actualmente, el área presenta tres subcomponentes de trabajo que fueron guiando cada una de las sesiones de conversación: Acompañamiento Psicoeducativo -dividido en Tutorías y Orientación Psicoeducativa- y Acompañamiento Académico.

Sin embargo, apunta Jenifer Celis, la fórmula estructurada del espacio virtual se fue ampliando para considerar otros aspectos relevantes para el estudiantado, como los beneficios sociales existentes en la pandemia, las experiencias a un año de la revuelta social y el proceso constituyente, entre otros.

“De la mano de esta ampliación de perspectiva, los cafecitos comenzaron a ser espacios de mayor participación, destacando las personas que se interesaron en la gestión de los mismos. Personas externas que no forman parte del equipo de coordinación, como por ejemplo Pamela Barboza (Silvia y la Normalidad), personas que forman parte del equipo de mentorías como Cecilia Ortega y Camila Jaramillo, por mencionar algunas. También del equipo de tutorías como: Makarena Kataoka, Kimberly Bohme, Esteban Silva, entre otras, quienes lideran la preparación de cada instancia con una alta regularidad”, detalló Celis.

El estudiantado PACE ha mostrado buena acogida y participación en los Cafecitos con AES. Incluso hubo una sesión dedicada a los aprendizajes de este año desde la virtualidad coordinada y liderada por elles, con asesoría del equipo de acompañamiento del Programa.

Felipe Bravo, estudiante PACE de primer año de Pedagogía en Educación Diferencial UCSH, manifestó que su experiencia le permitió conocer y compartir otros puntos de vista con sus compañeres, participando de un espacio de socialización importante para jóvenes de primer año que no tuvieron posibilidad de asistir a clases y sintieron ese impacto en su proceso de integración a la vida universitaria.

“El cafecito generó instancia de conversación y reflexión para conversar entre estudiantes, mentores/as, docentes, tutores/as o incluso público en general”, contó Bravo, agregando que si bien fue extraño en un principio porque aún no conocía a nadie, “ahora lo veo como algo fundamental porque si bien no nos podemos reunir de manera presencial, al menos tenemos un encuentro virtual hablar en relación a dudas, consultas, también momentos agradables, liberar el estrés, la ansiedad, conocer opiniones al respecto, entregar tips y material de apoyo, ayudarnos en complejidades, estar siempre dispuestos para nosotres. Además sirve para valorar nuestro esfuerzo diario y sacar mejor el potencial que llevamos dentro”.

Para Arely Órdenes, estudiante PACE de primer año de Educación Parvularia UCSH, los cafecitos con AES también fueron una instancia de desahogo: “Muchas veces me sentía mal, agobiada en la semana y llegaba la hora y pensaba ‘al fin voy a poder expresar lo que siento sin que nadie me juzgue’. Eso me parece importante, porque una podía dar su opinión libremente, podíamos socializar bien, entre otras cosas. Siento que se logró mantener la comunicación a pesar de la pandemia porque eran instancias para hablar temas relevantes que estamos pasando y una se podía sentir cómoda, a pesar de estar a través de una pantalla. Sentí que hay una buena comunicación y se generaron lazos”.

Arely recalcó que todas las instancias de acompañamiento del Programa son fundamentales: “Siento que sin los cafecitos y el apoyo que brinda el Programa yo ya no estaría donde estoy hoy, ya me hubiera rendido a principios de semestre. Sé que si estoy mal en algún momento puedo acudir a PACE y que siempre van a estar ahí”.

Betsabé Araya, estudiante PACE de primer año en Ingeniería en Prevención de Riesgos, manifestó que las instancias de acompañamiento han sido “una bonita y entretenida experiencia que me sirvió mucho en mi primer año de universidad” y aseguró que es importante mantener estos espacios con integrantes del equipo AES, compañeres, tutores/as y mentores/as “porque son las personas con las que interactuamos en mayor medida y ya existe una confianza entre nosotres”.

Datos de contacto:


San Isidro 182, Santiago
Teléfono: (562) 2 4778 090

Síguenos en:




UCSH es miembro de: